I+D en el sector funerario digital y en el ámbito del testamento vital.

Mi Legado Digital presenta una solución innovadora para la transferencia de contenidos digitales después de la muerte y la gestión del testamento vital.

Se trata de una propuesta que incorpora tecnología blockchain (concretamente, Smart Contract o contratos inteligentes, de donde procede el término derivado “testamento inteligente”) junto a servicios basados en una infraestructura de clave pública (sellos de tiempo electrónico cualificados y servicios de entrega electrónica certificada), con la intervención de un notario cuando su participación resulte necesaria.

Judith Giner, CEO de Mi Legado Digital, informa que esta solución se encuentra actualmente en versión beta. Para sacar adelante el proyecto cuenta con la colaboración de NODALBLOCK, S.L.U., una de las más prestigiosas empresas españolas especializadas en blockchain. Además cuenta con el invalorable apoyo de Alberto Bravo Olaciregui, notario de Madrid, con quien se ha reunido en varias ocasiones, y con la asesoría jurídica de Ricardo Oliva León, abogado especialista en tecnologías disruptivas y legaltech. El equipo informático lo coordina Óscar Domínguez Merino, experto desarrollador de plataformas digitales complejas. La empresa tiene apalabrados también acuerdos con centros de salud y hospitales privados con miras a agilizar la ejecución del testamento vital.

Mi Legado Digital pretende de este modo asegurar privacidad, confidencialidad, inalterabilidad e inmutabilidad de los datos personales y de cualquier información sensible de sus usuarios, a la par que garantizar automatización, trazabilidad, seguridad informática, confianza y transparencia en los procedimientos realizados a través de su plataforma digital. Con ella se garantiza además la preservación de los datos a largo plazo, incluso para el hipotético caso de que la empresa deviniera en insolvencia.

La muerte es una realidad para la que todos deberíamos estar preparados. ¿Te has preguntado quién y cómo debería gestionar los textos, vídeos, fotografías y audios que tienes alojados en la nube, tu perfil en las redes sociales, o tus créditos sobre música, películas o cursos online? ¿Desearías que tus herederos sepan y puedan acceder a tu dinero acumulado en sistemas electrónicos de pagos como PayPal o a tus criptomonedas como bitcoins? Parece indispensable tomar debidas precauciones sobre el destino final que daremos a nuestros contenidos digitales, especialmente cuando se trata de activos digitales que poseen un relevante valor económico.

El testamento es el instrumento legal por excelencia con el que cuentan las personas físicas para planificar el reparto futuro de sus bienes entre sus herederos y legatarios. Sin embargo, el procedimiento de otorgamiento y modificación de testamento, tal y como está diseñado actualmente, resulta poco práctico cuando los bienes de la herencia son contenidos digitales y, especialmente, criptomonedas. Por ejemplo, el notario no podría garantizar una custodia 100% segura, bajo cualquier circunstancia, de las claves y contraseñas del testador que permiten el acceso a su monedero de bitcoins para poder recibir, almacenar o gastar dicha criptomoneda.

La tecnología que presenta Mi Legado Digital está alineada con el otorgamiento de testamento y permite que se actualice en tiempo real el registro de los contenidos digitales de sus usuarios sin tener que exigirles que realicen sucesivas modificaciones de sus testamentos -conforme vayan adquiriendo nuevos contenidos digitales o desprendiéndose de los que tenían-ni mucho acudir a una notaría después de la primera vez. Y todo, con plena validez legal. Además, su plataforma está diseñada para facilitar el procedimiento de transferencia de los contenidos digitales entre causante y herederos o legatarios, en el marco de un entorno tecnológico seguro que garantiza el absoluto respeto a las últimas voluntades del testador, la protección de sus datos personales, la eliminación del riesgo de acceso de terceros no autorizados, y la continuidad en el tiempo de los servicios ofrecidos por la empresa.

Por otro lado, hay que decir que resulta sumamente recomendable hacer un testamento vital con el fin de dejar, con antelación y por escrito, información e instrucciones precisas respecto a si debe aceptarse o rechazarse la realización de determinados tratamientos médico-sanitarios sobre nuestra persona, en el hipotético caso de que nuestro estado físico o mental nos imposibilite manifestar nuestra voluntad en dicho momento.

El testamento vital es un documento con definidas indicaciones anticipadas que realiza una persona que se encuentra en un estado de lucidez mental para que sea tenido en cuenta cuando ya no le sea posible expresar libremente su propia voluntad, debido a una enfermedad u otro evento, y encontrándose en una condición física o mental incurable o irreversible, y sin ningún tipo de expectativas para su curación.​ De acuerdo a la normativa vigente dicho documento no requiere la necesaria intervención de un notario, lo cual aligera el proceso de su gestión.

Con su propuesta Mi Legado Digital agilizará el procedimiento de emisión del testamento vital y ofrecerá efectividad ya que conecta, en tiempo real, a todas las partes involucradas en el proceso (registro, centros de salud, médicos y representantes legales del usuario) con el fin de que las instrucciones dadas realmente se cumplan.

 

Blockchain + Prestadores de Servicios de Confianza y Notarios

Gracias a la utilización de los smart contracts (blockchain) Mi Legado Digital logra diversas finalidades: reduce las posibilidades de manipulación y fraude, y añade verificabilidad y auditabilidad a las transacciones digitales; logra un mejor seguimiento de la información y los activos digitalizados; y permite poder transferir de forma automatizada y segura contenidos digitales sin necesidad de intermediarios.

El prestador cualificado de servicios de confianza –cuyos altos estándares técnicos les son exigidos por el Reglamento (UE) 910/2014 relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior, con el fin de poder operar- actuará como verificador de las transacciones digitales ofreciendo presunción de exactitud de fecha y hora. El notario cumple un rol esencial en todo este proceso ya que no solo hará el testamento de los usuarios sino que podrá intervenir también -cuando la situación lo amerite- al momento de transferirse los contenidos digitales.

Con esta propuesta de carácter insurtech, regtech, y funertech, Mi Legado Digital imprime un nuevo giro en el modo de abordar la transferencia de contenidos digitales después de la muerte y la gestión del testamento vital, con lo que espera convertirse pronto en la primera empresa española que ofrezca el testamento inteligente a nivel internacional.

Este proyecto está cofinanciado por los fondos europeos FEDER.

@MiLegadoDigital crea el #TestamentoInteligente para la transferencia de contenidos digitales después de la muerte y para la gestión del #TestamentoVital. #InsurTech Clic para tuitear

Mi Legado Digital es una empresa InsurTech y RegTech en expansión, de referencia nacional en España y en colaboración con las mayores compañías aseguradoras. Apoyados en una gran infraestructura tecnológica e innovadora, damos respuesta integral a las nuevas necesidades sociales asociadas a internet y a toda nuestra interacción con él. Dedicados al tratamiento de datos digitales, garantizamos la protección de derechos tan fundamentales como la salud, el honor, la imagen, la intimidad, la reputación online, el olvido y el secreto de las comunicaciones.