El pasado 11 de enero de 2018 nuestra CEO Judith Giner fue entrevistada en directo por Jesús García y Marta Docampo en la sección de Pulso Empresarial. Os dejamos aquí un resumen en formato texto y también el podcast de la entrevista.

Es innegable que las redes sociales y los avances tecnológicos, nos han traído infinidad de cosas buenas, pero también otras situaciones con las que no estábamos acostumbrados a lidiar. En Mi Legado Digital se ocupan de estas y otras muchas cosas: de cómo interactuámos, interaccionamos y, sobre todo, del rastro que vamos dejando en Internet y en las redes sociales. Saludamos a Judith Giner, CEO y fundadora de Mi Legado Digital.

Judith, buenas tardes, ¿qué tal? Encantados de saludarte. Oye, ¿tú crees que somos conscientes de todo el rastro que vamos dejando en las redes sociales, en Internet, de que ahí se deja una huella de cosas muy personales, muy particulares?

Para nada. Creo que somos muy inconscientes en ese sentido. Yo misma me di cuenta de eso cuando vendía seguros puerta a puerta. Vendía decesos, seguros de vida y la gente sí se aseguraba un capital por vida, el sepelio y poco más. Cada vez la gente más joven es más reacia a estos temas, como si no se fuera a morir nunca. La verdad es que hay coberturas complementarias como el acceso a medicina privada o asistencia jurídica telefónica, pero no se contemplaba el tema del rastro digital, qué pasaba con todo eso. Unido a un susto de salud que también tuve y que me puso en la tesitura de decir quién me va a ayudar con todo esto, y que en España hace unos años cuando nosotros empezamos no había nada que te diera una solución íntegra… la suma de todo me llevó a fundar Mi Legado Digital.

En Mi Legado Digital os ocupáis de qué pasa con esa herencia que dejamos en las redes sociales cuando una persona fallece. ¿Hay poca gente que realmente se plantee qué pasa con toda esa información que queda ahí, qué pasa con todo lo que hemos dejado?

Claro. En ese sentido, lo que hemos hecho ha sido crear una herramienta, una aplicación, con la que tu puedes saber y controlar en todo momento qué es lo que tienes en Internet, cual es tu contenido, qué reputación online estás dejando, que también es importante, y gestionar comentarios y cosas que aparecen en Internet cuando buscas tu nombre, que a lo mejor no quieres que aparezcan: has tenido alguna multa, algo del pasado, antecedentes penales donde ya has cumplido tu condena. Muchas situaciones que son injustas a día de hoy y que la gente se ve en la situación de preguntarse ¿quién me ayuda con todo esto?. Nosotros lo hacemos. También en la misma herramienta puedes dejar tus últimas voluntades, componiendo así tu legado digital.

Cuando te refieres a últimas voluntades, ¿sólo a nivel digital o de todo tipo? Por ejemplo, si yo en caso de que tenga una enfermedad, no quiero que me conecten a una máquina.

Sí, ese es el testamento vital que también lo incluye la herramienta, con el que puedes dejar tu voluntad sobre lo que quieres que pase cuando estés inhabilitado para expresar los cuidados médicos que deseas recibir en una situación donde no puedas expresarte.

Cuando ofrecéis este servicio de legado digital, de testamento digital, ¿qué os dice la gente? ¿Se lo toma en serio? Porque habrá quién diga: “cómo ofrecéis esto”, “a mí no me interesa” o “esto no tiene sentido”.

No, la verdad es que se sorprenden: “Ostras, pues es verdad”, “como no me he enterado yo que esto estaba” o “si lo llego a saber sí que lo hago”. Aún así, sí que entramos mucho por la vía de las aseguradoras porque a la gente en España le cuesta mucho pensar en la muerte, todo lo contrario que en países de Sudamérica, donde también nos estamos moviendo, ya que tienen una cultura sobre la muerte diferente, la tienen más presente. Aquí en España la gente es reacia a pensar que se va a morir. De hecho, menos del 40% de las personas en España en situación de hacerlo ni siquiera llega a hacer el testamento normal, con todos los problemas que ello conlleva para la familia. Hay herencias que no llegan a la familia y se las queda el estado.

La verdad es que es muy interesante todo lo que hacéis en Mi Legado Digital. El tema de la biografía merece un especial interés, porque, yo creo que todos hemos indagando sobre nuestros antepasados y la biografía lo que hace es poner a disposición de tus descendientes todo sobre ti. Conforme pasen las generaciones habrá mucha información de nosotros, incluso habiendo fallecido, y nuestros bisnietos o tataranietos a lo mejor no tienen manera de canalizar toda esa información.

Eso va a cambiar gracias a la tecnología. Nuestra intención es también que junto a proyectos de Smart Cities implantados en cementerios localizar digitalmente a personas y mediante códigos QR o NFC (tecnología ya presente en casi todos los smartphones) consultar la biografía de la persona, la cual ha sido diseñada por ella en un proceso de preparación de reputación online, donde se tiene en cuenta la información que se quiere dejar, respetando la intimidad, el honor, el secreto de las comunicaciones e, incluso, el derecho al olvido (porque hay gente que no quiere dejar nada).

Hacéis un periodo de prueba de 30 días. ¿Qué porcentaje de personas que prueba el periodo de 30 días continúan luego con el servicio?

La gran mayoría. Al tratarse de algo tan innovador la gente quiere verlo y, en ese sentido, nosotros también queríamos facilitar que la gente pudiera ver todas las funcionalidades y comprobar que es una herramienta útil y que vale la pena. Además, es un pago único para toda la vida. Puedes editar tu mismo, te puedes descargar lo que quieras y hay un sello de tiempo totalmente legal y que puedes llevar al notario.

Sois muy interesantes también a nivel de inversores. Se está viendo todo este concepto de InsurTech y de FinTech, y Mi Legado Digital no se ha quedado fuera de ello.

Mi Legado Digital nació muy enfocado al InsurTech, la aplicación de la tecnología al sector asegurador, por lo tanto, ahí estamos haciendo fuerza. El 22 de febrero participamos también en un evento RegTech, que impulsa la aplicación de la tecnología al sector de la regulación. Hemos recibido una inversión gracias a la realización de una ronda de financiación muy pequeña para darnos otro impulso, a pesar de que estamos facturando ya. Nos enfocamos mucho en el cliente, que es la manera más firme de crecer.

En mayo tenéis un congreso internacional en Madrid sobre criopreservación, longevidad…

El año pasado fuimos patrocinadores de otro congreso sobre los mismos temas donde asistieron los científicos y médicos más importantes de muchos países. Fue muy interesante porque se habla de un futuro próximo donde se debate sobre los años que vamos a vivir (vamos a vivir más), cómo se van a plantear los nuevos desafíos. La criopreservación también se debate, aunque en España es ilegal, en otros países es legal como EE.UU. o Rusia, donde se crean más centros. Es algo en que nosotros queremos formar parte, por eso creamos el proyecto MINFOBIO, un e-commerce para facilitar la medicina preventiva, con el que parte de las ventas se destinarán como fondos a la investigación.

¿Se ha tratado también cómo se van a cobrar las pensiones a partir de esa época, porque cada vez vamos a vivir más, vamos a trabajar más…? Eso genera dudas a todo el mundo.

En este sentido, se comentaba que trabajaríamos toda la vida, pero se enfocaría de otra manera, con espacios largos de descanso (años sabáticos) y como se prevé que habrá más robots trabajando, el nuestro será un trabajo más orientado a lo que nos gusta dedicarnos.

¿Qué tiene la Comunidad Valenciana que tiene tantos emprendedores?

En la Comunidad Valencia contamos con la Universidad Politécnica de Valencia, de donde salen muchos informáticos buenísimos y la verdad es que aquí se nota y se incentiva mucho el tema del emprendimiento, aunque no es como en Madrid o Barcelona. Me consta que hay muchos emprendedores de aquí que también han salido fuera.

 

Escucha aquí el Podcast con la entrevista a Judith Giner, fundadora de Mi Legado Digital