Si hay algún sector que tiene la viabilidad asegurada ese es el sector funerario. Al final, tarde o temprano, todos las personas del mundo somos potenciales clientes de este sector. Y es que la muerte, es un trámite por el que todos tendremos que pasar.

Sin embargo, como cualquier otro sector, no está exento de los acontecimientos demográficos, económicos y sociales. Pero sobre todo, últimamente, de los tecnológicos. Por este motivo, hemos recopilado 12 predicciones sobre el futuro de la profesión funeraria emitidas por numerosos especialistas y grandes expertos y conocedores funerarios.

¿Se cumplirán algunas? Estaremos muy atentos los próximos 5-10 años para conocer si algunas de ellas se cumplen y si la tendencia dentro del sector pasa por alguna de ellas.

12 predicciones sobre el futuro del profesional funerario que en @MiLegadoDigital vaticinan que pueden hacerse realidad dentro de 5 o 10 años. ¿Acertarán alguna? #funerarias Clic para tuitear
 

1) La tradición, cada vez más lejos. El paso del funeral tradicional al ritual conmemorativo está cada vez más presente. En lugar de centrarse en lo que hacen los demás alrededor del difunto y su ceremonia, en este tipo de rituales el foco se concentra en los regalos especiales, únicos y personalizados que la funeraria puede ofrecer a las familias, amigos y conocidos del difunto.

Todo con el objetivo de que el duelo sea más llevadero y dure el menor tiempo posible. Por ejemplo, las lápidas únicas, personalizadas y conmemorativas como las de nuestros amigos de MEMOORY se verán cada vez más en los cementerios.

 

2) Los millennials se convertirán en un fuerza demasiado poderosa para ignorarla. Las nuevas generaciones de millennials o nativos digitales demandan cada vez más ceremonias menos clásicas y tradicionales en detrimento de nuevas formas de despedir a su ser querido. Son los nietos quienes sacan sus smartphones para tomar decisiones en el momento de necesidad durante el sepelio. Los cambios van a pasar más por el marketing digital, donde se van a necesitar apps para cubrir necesidades familiares de forma rápida.

Incluso pueden ampliarse nuevos servicios, como puede ser la cadena de custodia, donde alguien podrá ver a su difunto en su teléfono, cómo es el proceso de atención y si está siendo cremado o enterrado, con el fin de brindar tranquilidad a las familias durante los momentos más difíciles. En Mi Legado Digital ya contamos con servicios de recuperación de la información digital y eliminación de todo rastro en la red (derecho al olvido).

 

3) La naturaleza, protagonista. Que los funerales son cada vez más personalizados y altamente individualizados es una tendencia en aumento. Por eso, las ceremonias se extenderán rápidamente a una gran variedad de lugares. El velatorio del tanatorio ya no será la opción principal. Y la religión tampoco. Nuevos espacios y entornos naturales serán el lugar ideal que muchas familias elegirán para despedir a su ser querido. Incluso, se ampliarán los tres días de funeral actuales a dos meses o quizás un año. La necesidad de recordar será clave en estos lugares naturales.

El ataúd tradicional con todos los lujos tenderá a desaparecer. Atrás quedarán las maderas y sedas de primera calidad. Existe una nueva tendencia en torno a los entierros verdes o ecológicos, donde ya existen ataúdes y urnas funerarias elaboradas con materiales biodegradables y respetuosos con el medio ambiente. Los cementerios tendrán que adaptarse para integrar nuevas formas de enterramiento. Por ejemplo, enterrar las cenizas de un ser querido bajo un árbol recién plantado para poder velar ese árbol durante años y años, viéndolo crecer y así conservar vivo el recuerdo de quien se fue.

 

4) Más alegría, menos tristeza. Aunque la pérdida de un ser querido no deja de ser un suceso triste y traumático para familiares y amigos, los sepelios se irán pareciendo más a alegres celebraciones y menos a tristes funerales. Aunque puede parecer fuera de lugar, este tipo de eventos se parecerán más a una boda que a un funeral, salvando las distancias, claro. Surgirá la figura del funeral planner, un símil al weeding planner, pero para la organización de sepelios.

Servicios funerarios digitales

 

5) Menos lealtad a la marca. Por mucho que la tradición familiar haya siempre acudido a la misma funeraria, es muy probable que las nuevas generaciones no sigan el mismo camino a la hora de decidir. La gran diversidad de opciones que ofrece el mercado actualmente, pone en la cuerda floja la lealtad a cualquier marca, aunque si bien es cierto que la zona geográfica es siempre un factor muy importante a la hora de elegir servicios funerarios.

 

6) Las familias querrán participar más en el proceso. Los packs de servicios cerrados impiden que los familiares intervengan en algunas decisiones. Las nuevas generaciones son más participativas y se involucran más en ceremonias de este tipo y desean decidir en todos y cada uno de los aspectos que tienen lugar en el sepelio, desde el decorado, hasta la forma de entierro o, incluso, hasta la conmemoración del difunto. Atrás quedará un trabajo desatendido por los familiares y de sólo realización por las funerarias.

 

7) Todo o nada. En el futuro, o se tratará de crear una experiencia significativa o de nada en absoluto. Las personas tenderán a no querer ir a un funeral, si no más bien a querer participar en una experiencia. Nos encontraremos una sociedad cada vez más laica, donde la gente buscará algo único donde vivir una experiencia inolvidable, aunque en el fondo se trate de despedir a un ser querido.

Los funerales que están desconectados, no son auténticos o son impersonales dejan una perspectiva negativa sobre los servicios al final de la vida. Las familias del futuro ya no querrán simplemente asistir a un duelo, si no todo lo contrario: una experiencia rica en significado, autenticidad, singularidad e historias. Muchas personas actuales suelen indicar que quieren que su funeral sea una celebración de la vida.

 

8) Contadores de historias. El enfoque de una sesión de planificación de un funeral no estará en el precio, sino en la historia. En las sesiones de planificación previa, los profesionales funerarios necesitarán convertirse en planificadores de eventos (funeral planners), como veíamos anteriormente. Deberán hacerse preguntas sobre la vida, los viajes, los niños y otros recuerdos para crear un evento único y especial.

Mientras los precios se centran en el «qué», las historias se centran en el «por qué». Por lo tanto, la dificultad estará en convertirse en contadores de historias, la historia del difunto, finalizando con el propio funeral. Esto logrará una conexión emocional con las familias difícil de olvidar.

 

9) La historia no terminará en el cementerio, si no que continuará. Los profesionales del sector deberán trabajar para erradicar la palabra «cierre» de su vocabulario. El cierre no ocurre después de un funeral o entierro. El vínculo continúa mucho después de que el individuo se haya ido. En lugar de promover los cementerios como un lugar de cierre o finalización de la vida, el sector deberá cambiar su visión para verlos como lugares donde continuar el vínculo con los seres queridos.

Diseño de biografías asociada a la tecnología NFC y QR para colocarlas en lápidas o urnas, libros digitales conmemorativos, velatorios interactivos o máquinas del tiempo en forma de anillos concéntricos donde reflejar una fecha y hora concretas, son sólo algunos ejemplos que pueden ayudar a los familiares a sentirse más cerca de su ser querido fallecido y que Mi Legado Digital ya ofrece a sus clientes.

 

10) La fidelidad familiar es el futuro del marketing funerario. Por norma general, el sector gasta una cantidad desproporcionada de tiempo y recursos en la adquisición y captación de nuevos clientes, pero no lo suficiente en la retención o fidelización de los mismos. Invertir en la lealtad de marca del cliente es lo mejor que puede hacer un profesional funerario para que su negocio crezca. Se trata de mantener a las familias de clientes que ya tiene.

El cambio de mentalidad más grande consistirá en cambiar la forma de pensar del «servicio» del cliente al «éxito» de los clientes, lo que requerirá una relación continua, significativa y auténtica con las familias de los clientes, para acompañarlos generación tras generación y nunca dejarles solos, por muchos años que pasen.

Digital Funer Box

 

11) Aprender a escuchar. Los directores de funerarias del futuro no serán buenos vendedores, sino buenos oyentes. Como en cualquier otro negocio, a los clientes no les importa cuánto sabes hasta que saben cuánto te importan. Todo director de una funeraria deberá escuchar a sus clientes para generar en ellos confianza y comprensión.

Escuchar abrirá el tesoro de los futuros negocios funerarios. Habrá que entrenar la empatía y la escucha. Será necesario practicar con los clientes, amigos, familiares y colegas directores de otras funerarias, observando los momentos en los que es mejor hablar, hacer una pausa o simplemente escuchar.

 

12) La tecnología como principal protagonista. La implantación de nuevas tecnologías será clave para diferenciarse de la competencia. No sólo para ofrecer servicios más modernos y disruptivos a los clientes, donde puedan conmemorar el recuerdo de su ser querido, si no también para realizar gestiones post mortem y tramitaciones sucesorias sobre la vida digital del fallecido, como pueden ser el Testamento Inteligente, hacer de albacea digital, indicar las últimas voluntades, preservar el legado digital o realizar un borrado digital o derecho al olvido del fallecido.

Pero también para desarrollar la profesión de un modo más eficiente que permita optimizar el trabajo, ser más productivos y ahorrar costes, mediante la utilización de nuevas herramientas tecnológicas enfocadas al sector funerario, como puede ser DIGITAL FUNER BOX, una plataforma online con la que cualquier profesional funerario podrá iniciar de forma rápida la gestión de una tramitación que usualmente aborda o se plantea abordar.

 

No conocemos cómo sera el futuro del sector funerario. Pero lo que sí sabemos es que, como en cualquier otro sector, los clientes cambian. Y adaptarse a ellos, a sus nuevos hábitos, gustos y formas de vida resulta necesario para seguir teniéndolos como clientes. Adaptarse y cambiar con ellos, es la clave.

Una forma de hacerlo es probar los servicios que desde Mi Legado Digital ofrecemos al sector funerario. Si te registras ahora dispones de 30 días de prueba totalmente gratis para descubrir todo lo que podemos hacer por ti. No estás solo. No estás sola.

 
Fuente: https://blog.funeralone.com

Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

“NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE”
Estimado lector: tienes la autorización del propio titular del sitio web, responsable del blog y autor del artículo para reproducir todo o parte del mismo, siempre que menciones y cites la fuente y que no te importe que Google penalice tu sitio web por duplicar contenido.

Shares
Share This