¿Te has planteado alguna vez que será de tu perfil de Facebook cuando fallezcas? ¿Qué pasará con todas las fotos, vídeos, publicaciones y conversaciones que tienes en tu cuenta? ¿Querrás que alguien se encargue de gestionarlo a partir de entonces? ¿Quién será esa persona, en quién has pensado? ¿O prefieres que se elimine al completo tu cuenta y todo lo que un día subiste?

Tanto si te lo habías planteado anteriormente como si al leer estas preguntas acabas de empezar a preocuparte sobre qué pasará con tu cuenta de Facebook al morir, sigue leyendo, porque vas a aprender como organizar tu legado en Facebook.

Te lo contamos.

Facebook, la red social más usada

Facebook es la red social más usada en todo el planeta. Datos del mes pasado, indican que cuenta con más de 2.700 millones de usuarios en todo el mundo. Y en España, como no podía ser de otra manera, también es la red social más utilizada. De hecho, el 87% de los usuarios de Internet en España han utilizado alguna vez Facebook.

Sin embargo, este uso masivo y sin control de esta red social implica un problema oculto que cada vez es más palpable y que empieza a preocupar a los técnicos de la plataforma de Marc Zuckerberg. Y no es otro que el de la muerte. No la suya, que también, claro está (XD), si no la de sus usuarios.

Según un reciente estudio, cada minuto mueren 3 usuarios de Facebook en el mundo. Esto llevará a un escenario fantasmagórico a esta red social dentro de unos años, hasta tal punto que verá como en el año 2070 tendrá más usuarios muertos que vivos. Aunque, al ritmo vertiginoso que avanza Facebook, se prevé que ese escenario se alcance unos años antes. Sin duda, esto será un problema muy importante que puede hacer tambalear la subsistencia de la plataforma a largo plazo.

El foco del problema reside en que millones de cuentas de usuarios de Facebook quedarán huérfanas, sin control ni actividad, durante toda la eternidad. De hecho, actualmente ya existen una abundante cantidad de perfiles que ya se encuentran en esta situación de abandono.

Hasta la fecha, Facebook no ha dado solución al problema, principalmente porque Facebook no elimina las cuentas inactivas, por muchos años que lleven sin actividad. Por lo tanto, las cuentas de usuarios no paran de crecer y acumularse. Y esto, hoy en día ya es un problema serio, ya que implica la disposición de grandes infraestructuras para alojar una enorme cantidad de datos de usuarios que llevan tiempo sin utilizarse, con todo el gasto que eso supone.

En unos años, este problema será mucho mayor.

El legado en Facebook

La solución al problema planteado anteriormente es organizar el legado en Facebook. Desde hace ya algún tiempo, esta red social pone a disposición de sus usuarios la posibilidad de convertir cualquier cuenta de usuario en una cuenta conmemorativa, dejando en manos del usuario decidir también quién será el contacto de legado.

Facebook ya es muy consciente de este problema y cada cierto tiempo informa a sus usuarios, mediante una notificación, de esta posibilidad que tienen de organizar con tiempo qué hacer con su cuenta cuando ya no estén, con el objetivo de que, de una forma u otra, alguien se encargue de las cuentas de los usuarios que fallecen.

Si eres usuario de Facebook, seguramente habrás visto alguna notificación donde esta red social te pide que actualices tu perfil, concretamente para que añadas tu contacto de legado. Si no la has visto, muy probablemente Facebook te la mostrará más tarde o temprano.

El contacto de legado es otro usuario de Facebook al que le das permiso para que administre tu perfil de Facebook si falleces, de tal forma que podrá convertir tu cuenta de usuario en una cuenta conmemorativa y administrarla o, directamente, eliminar tu cuenta para siempre.

Si Facebook no te manda ninguna notificación para configurar esta parte tan importante de tu cuenta de usuario, no te preocupes. También puedes acceder a esta opción desde la pestana «General» en la configuración de tu cuenta de usuario. Allí encontrarás la opción «Configuración de cuenta conmemorativa» para poder organizar tu legado en Facebook.

A través de las cuentas conmemorativas Facebook pretende proteger las cuentas de las personas que fallecen sin la necesidad de eliminarlas. A pesar de todo, Facebook sigue dando un gran valor al número total de usuarios que usan su plataforma bajo el lema «cuantos más usuarios, mejor». Es decir, antes que borrar una cuenta de un usuario fallecido, Facebook prefiere mantenerla como una cuenta conmemorativa, así el resto de usuarios de Facebook que conocían a un usuario fallecido puedan seguir recordándolo, no sólo en el mundo físico, sino también dentro de la propia red social. Es una forma de no perder usuarios, aunque hayan muerto. Pero como digo, esto puede suponer un serio problema en el futuro.

Por lo tanto, tu contacto de legado podrá tomar decisiones sobre tu cuenta cuando se convierta en conmemorativa. Entre las cosas que puede hacer tu contacto de legado en Facebook están:

  • Fijar una publicación para tu perfil (por ejemplo, para compartir un último mensaje en tu nombre o proporcionar información sobre el funeral).
  • Ver todas tus publicaciones, incluso si habías establecido su privacidad como «Solo yo».
  • Decidir quién puede ver y publicar homenajes, en el caso de que la cuenta conmemorativa tenga una zona para ellos.
  • Eliminar publicaciones de homenaje.
  • Cambiar quién puede ver las publicaciones en las que se te ha etiquetado.
  • Eliminar etiquetas tuyas que otra persona haya añadido.
  • Responder a nuevas solicitudes de amistad (por ejemplo, de viejos amigos o familiares que no estuvieran todavía en Facebook).
  • Actualizar tu foto del perfil y de portada.
  • Solicitar la eliminación de tu cuenta.
  • Desactivar el requisito de revisar las publicaciones y etiquetas antes de que aparezcan en la sección “Homenajes”, si tenías la revisión de la biografía activada.
  • Descargar una copia de lo que has compartido en Facebook, si tenías esta función activada.

Sin embargo, tu contacto de legado en Facebook no podrá hacer lo siguiente: iniciar sesión en tu cuenta normal (solo puede acceder a tu cuenta cuando ya se ha convertido en conmemorativa), leer tus mensajes (conversaciones privadas en Facebook Messenger), ni tampoco eliminar a ninguno de tus amigos ni aceptar nuevas solicitudes de amistad.

¿Qué ocurre con la persona que eliges como contacto de legado en Facebook?

La persona que has elegido como contacto de legado en Facebook recibe un mensaje en su buzón de correo electrónico donde se le notifica que ha sido elegida por ti para que se encargue de tu cuenta de Facebook cuando fallezcas.

En dicho mensaje, tu contacto de legado en Facebook encontrará toda la información necesaria sobre su misión y donde obtener más información adicional al respecto.

Aunque lo mejor es que, antes de nada, avises de tus intenciones a la persona que deseas designar como tu contacto de legado en Facebook, ya que, cabe la posibilidad, de que no se sienta cómoda con esa situación cuando llegue y quiera renunciar a esa misión.

Ejemplo de mensaje que recibe la persona designada como contacto de legado en Facebook.

Sin embargo, hasta el momento un usuario de Facebook que es elegido por otro como su contacto de legado en Facebook no tiene forma de negar el cargo que se le ha asignado. Es decir, si alguien te elige como su contacto de legado no podrás renunciar a tu cargo, a no ser que quien te designó lo cambie mientras pueda, o sea, mientras viva. Existe una alternativa remota para negarte a ser su contacto de legado en Facebook de un usuario si este ya ha fallecido, y es a través de una solicitud especial en relación con la cuenta de una persona fallecida que deberás enviar a Facebook mediante un formulario que tiene para estos casos.

¿Puede un contacto de legado en Facebook renunciar a su misión?

En la actualidad, un usuario de Facebook que es elegido por otro como su contacto de legado en Facebook no tiene forma alguna de negarse a cumplir la misión que se le ha encomendado. Es decir, si alguien te elige como su contacto de legado no podrás renunciar a tu cargo, a no ser que quien te designó lo cambie mientras pueda, o sea, mientras viva.

Existe una alternativa remota para negarte a ser el contacto de legado en Facebook de un usuario si este ya ha fallecido, y es a través de una solicitud especial en relación con la cuenta de una persona fallecida que deberás enviar a Facebook mediante un formulario que tiene para estos casos. Aunque, la mejor opción es que, en cuanto te llegue la notificación donde se te encarga la misión, hables con la persona que te designó y renuncies a ello. Hablando se entiende la gente.

¿Qué alternativa hay al legado de contacto en Facebook?

Ya hemos visto que si deseas que tu presencia en Facebook siga intacta y se perpetúe en la eternidad cuando fallezcas debes convertir tu cuenta de Facebook en una cuenta conmemorativa, eligiendo, además, a la persona que deseas que sea tu contacto de legado en Facebook, que será quien se encargue de gestionarla.

Pero si no es eso lo que deseas, la alternativa es solicitar a Facebook que tu cuenta sea eliminada definitivamente cuando mueras. Esto significa que una vez que alguien avise a Facebook que has fallecido, todos tus mensajes, fotos, publicaciones, comentarios, reacciones e información se eliminarán de Facebook de forma inmediata y permanente, y sin opción alguna a recuperarlo.

Esta es tu opción si realmente te importa bien poco todo lo que has subido y compartido en Facebook o si casi no has utilizado tu cuenta de esta red social. Hay que gente que tiene toda una vida en Facebook y no desea que se borre su cuenta, por eso deciden convertirla en conmemorativa.

¿Y qué pasa con el legado de lo que no es Facebook?

Aunque parezca que es mucho, Facebook sólo es una pequeñísima parte de todo lo que puedes hacer en Internet. Existen cientos de miles de plataformas, redes sociales, aplicaciones, herramientas, webs, foros, blogs, etc. que se pueden usar en Internet y en las que miles de millones de usuarios se registran para poder utilizarlas y beneficiarse de lo que ofrecen. Cuando fallezcas, todo quedará ahí esperando a que alguien lo gestione o, si no lo remedias, se quedé abandonado en un limbo digital en la red, hasta el fin de los tiempos.

Afortunadamente, existen empresas como Mi Legado Digital que te ofrecen la posibilidad de organizar y preparar en vida toda tu herencia digital, donde puedes decidir en cada momento qué pasará con todo ese contenido que has ido subiendo y compartiendo en la red a lo largo de toda tu vida y actividad en Internet: cuentas y suscripciones online, correos electrónicos, fotos, vídeos, documentos en la nube, canciones, ebooks, conversaciones privadas, perfiles en redes sociales, etc.

Lo único que tienes que hacer es empezar a utilizar nuestra herramienta registrándote en uno de nuestros planes de precios. Tenemos varios diferentes para que puedas elegir el que más se adapta a tus necesidades y organizar, con sumo nivel de detalle, qué pasará con tu legado digital.

Porque, tanto en el mundo físico como en el online, tan importante es lo que haces y tienes, como lo que dejas.

Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

“NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE”
Estimado lector: tienes la autorización del propio titular del sitio web, responsable del blog y autor del artículo para reproducir todo o parte del mismo, siempre que menciones y cites la fuente y que no te importe que Google penalice tu sitio web por duplicar contenido.

Shares
Share This