Limpieza selectiva del rastro digital. Para mantener en secreto lo que el cliente no quiera que se sepa de su vida online, ejerciendo su derecho al olvido.